Construcciones pasivas, tendrás que tenerlo muy en cuenta

Si estás en pleno proceso de planificación sobre cómo diseñar tu nueva vivienda, te proponemos que descubras todo lo que te ofrecen las construcciones pasivas o viviendas Passivhaus: un modelo de edificación que necesita muy poca energía para generar un ambiente acogedor y muy saludable. 

La clave de estos edificios es aprovechar al máximo las características del entorno y dotar a las viviendas de un gran aislamiento térmico y un riguroso control de las infiltraciones. También cuentan con ventanas y puertas de altas prestaciones, minimiza los puentes térmicos y ventila eficientemente los espacios. Ésos son los cinco principios que rigen este tipo de construcciones.

Construcciones pasivas

Principales beneficios de las construcciones pasivas

Una casa es un espacio en el que buscamos protección, relax y comodidad. Esto hace que la planificación del tipo de vivienda que queremos sea muy importante y, como te comentamos, las construcciones pasivas ayudan a conseguir estos objetivos. 

Entre los beneficios más conocidos de las casas pasivas destaca la mejora de la eficiencia energética. Se estima que el ahorro en gastos de electricidad puede alcanzar el 75 o el 80%. 

Este ahorro en consumo de energía significa que se contribuye a una menor emisión de CO2 a la atmósfera. Por tanto, las casas construidas bajo estos estándares son más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente que las construcciones tradicionales. 

Otro de los beneficios más relevantes de las Passivhaus es que consiguen  crear interiores confortables y acogedores. Esto lo conseguimos con un buen aislamiento térmico y acústico que nos permite tener temperaturas uniformes en toda la vivienda, y además, sin ruidos!. Otro tema conocido de las casas pasivas es su estupenda calidad del aire interior, conseguido gracias a la ventilación mecánica con recuperador de calor. 

Rasgos distintivos 

Como hemos señalado, uno de los rasgos característicos de las construcciones pasivas es el aislamiento. Es muy importante calcular detalladamente el espesor que deben tener todos los aislamientos (en paredes, suelos y techos) para evitar las pérdidas de calor en invierno y la entrada de calor en verano. En esta optimización del aislamiento las ventanas son piezas esenciales. Por eso, utilizamos marcos de ventanas y vidrios de alta calidad.

Otro rasgo diferenciador de una Passivhaus es el control de las infiltraciones. Es fundamental diseñar en fase de proyecto una capa estanca, y que se resuelvan los encuentros entre los distintos elementos constructivos. Tan importante es diseñarlos bien en fase de proyecto, como ejecutarlos correctamente en obra, por ello siempre os recomendamos que una casa pasiva sea construida por una empresa especializada y con experiencia.

La garantía: obtención del certificado

Las casas pasivas o Passivhaus se certifican. Contar con una revisión externa que revise todo el proceso y certifique que, una vez construida, el resultado es lo que se esperaba es importante. Es la garantía para el usuario de que su vivienda se ha diseñado y construido cumpliendo unos estándares de construcción muy altos.

Si necesitas aclarar cualquier duda, en RCarquitectura estaremos encantados de ayudarte! Llevamos diseñando casas pasivas desde el año 2012 y contamos con varias viviendas certificadas. En la actualidad tenemos varias en trámite de certificación.