RC Arquitectura

¿Qué es mejor instalar en una vivienda passivhaus, un suelo o techo radiante?

Una cuestión que tenemos ya interiorizada es que la elección de suelo o techo radiante prima por encima de la instalación de radiadores. A estas alturas podríamos decir que es un dilema inexistente ya que los radiadores son un obstáculo en las paredes, la distribución del calor no es uniforme, no nos aportan refrigeración y son menos eficientes entre otros muchos motivos.

De modo que, el suelo y techo radiante están considerados como los sistemas de climatización más confortables debido a la difusión de calor y frío de un modo homogéneo y sin corrientes de aire.

Y dentro de las dos opciones, ¿qué es mejor: un suelo radiante o un techo radiante? Vamos a seguir explicándoos cosas.

 

¿Cómo es la instalación de un suelo y techo radiante refrescante?

El suelo radiante consiste básicamente en la emisión de calor o frío según la temperatura del agua que circula por la red de tubos que están colocados en unas placas de aislamiento sobre el forjado. Una vez realizada la instalación se colocará un mortero de cemento con alta conductividad térmica y encima el pavimento correspondiente.

El techo radiante se compone de paneles colocados en el falso techo que ya llevan incluido el circuido de tubos por los que pasará el agua funcionando igual que el suelo radiante. La instalación de este sistema es más sencilla y práctica porque es una solución en seco (consiste en montar las placas y conectarlas).

Ambas opciones pueden ser eléctricas, es lo que se conoce como “hilo radiante” pero hay que calcular bien los consumos de la instalación. La recomendación general es contar con un sistema de generación aerotérmico que nos caliente agua para la climatización (ya sea suelo radiante o techo radiante) y para el agua caliente sanitaria que necesitamos en cocinas y baños.

¿Un techo radiante realmente calienta?

Lo primero a aclarar es que ambos sistemas funcionan por radiación, lo que significa que es una instalación que no calienta el aire sino que lo que calienta son las superficies directamente. Por lo tanto no debemos cometer el error de pensar en el concepto que todos conocemos con respecto a que “el aire caliente tiende a subir” ya que estos sistemas no funcionan calentando el aire.

Para que se entienda perfectamente es el mismo funcionamiento que un día soleado cuándo estás en la nieve: estás sintiendo calor porque la radiación solar te está dando directamente y calienta tu cuerpo. De hecho, los techos radiantes son habituales en hangares y en espacios de gran altura, precisamente por que funcionan por radiación.

¿Qué diferencias existen entre la instalación de suelo y techo radiante?

Ventajas

La principal ventaja de los techos radiantes es el tiempo de respuesta. Estos radian el calor y el frío más rápido que el suelo debido a que el calor solo deberá atravesar un panel frente a las diferentes capas que deberá pasar en el caso del suelo radiante. Por lo tanto, el techo radiante tiene mayor rendimiento y menor inercia térmica, por lo que será más rápida la velocidad de calentar o refrigerar la vivienda. Esta característica es muy buena para viviendas Passivhaus ya que nos permitirá enfriar o calentar la vivienda de un modo más rápido que un suelo radiante. ¡Esto es especialmente interesante para días en los que debería hacer calor pero hace más frío de lo pensado o viceversa, o cuándo vuelves de viaje o  has tenido una reunión familiar!

Una ventaja muy conocida del suelo radiante con respecto al techo radiante es el mayor nivel de confort. Los techos radiantes al calentar la estancia desde arriba puede provocar que no alcancemos la temperatura deseada o incluso puede genere una sensación incómoda al notar más calor en la parte superior que en la inferior de nuestro cuerpo.

En caso de avería

En caso de una avería el mantenimiento (situación poco probable) será más barato resolverlo en la instalación de techo radiante. La solución será cambiar los paneles necesarios de techo generando pocas molestias y pocos residuos. En el caso del suelo se deberá retirar el mortero y pavimento de la zona afectada y colocarlo de nuevo. Solución más molesta. Aunque es importante recalcar que, tanto en el suelo como el techo radiante es muy poco probable que se requiera de un mantenimiento ya que ambos sistemas se dejan probados y en funcionamiento durante la obra y el riesgo de averías es prácticamente nulo.

A tener en cuenta

Una última cosa que nos tenemos que plantear al escoger el sistema de climatización es si estamos hablando de una obra nueva o una rehabilitación. En el caso de la rehabilitación es muy frecuente que tengamos poca altura libre y que la solución de techo radiante nos sea más útil ya que ocupa menos espacio y su instalación es más sencilla y económica. Y también puede que sea más práctica ya que en caso de suelo radiante la nueva cota de suelo terminado variará generándonos escalones no deseados en los accesos a la vivienda o incluso en algunas zonas interiores según como sea la distribución de la vivienda.

¿Qué es más económico: el suelo radiante o el techo radiante?

Para terminar, nos surgirá la duda del coste de ambos sistemas. La realidad es que el techo radiante debería ser más económico que el suelo radiante ya que su instalación es más rápida, más sencilla y requiere menos material y mano de obra que el suelo radiante. El problema está en que es una solución poco común en nuestro país y por lo tanto hay pocas opciones en cuánto a fabricantes y a mano de obra especializada.

Las soluciones radiantes también se pueden colocar en una pared, pero eso implicaría no poder ocultar la pared con muebles y no colocar sobre esa zona cuadros o cualquier elemento que tenga que atravesar la placa radiante. ¡Esta opción hay que estudiarla con detenimiento!

 

Conclusión

La elección entre suelo o techo radiante depende de varios factores. Es verdad que el más habitual es el suelo radiante porque es el más conocido y hoy en día lo colocan todo tipo de instaladores, pero es interesante que se conozcan las diferentes opciones para valorar según las necesidades. En una vivienda Passivhaus una solución por techo radiante es también muy buena opción al ser una climatización más rápida y flexible que un suelo radiante.

 

  info@rcarquitectura.com    

 625 58 74 73 – 659 50 70 04

 

También puedes leer: ¿Es posible utilizar una chimenea o una estufa en una vivienda Passivhaus?

Últimas entradas

¿QUÉ INSTALACIONES TIENE UNA VIVIENDA PASSIVHAUS?

¿QUÉ INSTALACIONES TIENE UNA VIVIENDA PASSIVHAUS?

¿QUÉ INSTALACIONES TIENE UNA VIVIENDA PASSIVHAUS? La pregunta "¿Qué instalaciones tiene una vivienda Passivhaus?" nos la hacen recurrentemente. Y la respuesta es muy sencilla: la instalación de climatización (calefacción y refrigeración) y el agua caliente pueden ser...

leer más
¿UNA REHABILITACIÓN PUEDE SER PASSIVHAUS?

¿UNA REHABILITACIÓN PUEDE SER PASSIVHAUS?

¿UNA REHABILITACIÓN PUEDE SER PASSIVHAUS? Sí, una rehabilitación de vivienda puede ser Passivhaus y en este caso el certificado que se obtiene se denomina EnerPHit. En RC arquitectura aconsejamos que, a la hora de rehabilitar tu vivienda, lo hagas siguiendo los...

leer más
¿QUIERES REFORMAR TU VIVIENDA?

¿QUIERES REFORMAR TU VIVIENDA?

¿ESTÁS PENSANDO EN REFORMAR TU VIVIENDA? Si te apetece reformar tu vivienda, pero se te agolpan las dudas en tu cabeza, desde RC arquitectura queremos contarte consejos que esperamos que te ayuden para tomar una decisión. Deseamos que estos comentarios te sirvan para...

leer más
625587473