Claves para disfrutar de una casa de espacios abiertos

Pasamos mucho tiempo en casa y es normal que busquemos que sea un espacio confortable y lo más amplio posible donde podamos disfrutar con familia y amigos. Y esto es posible con una casa con espacios abiertos. Te decimos cuáles son las claves para diseñar un hogar con mayor sensación de amplitud. 

¿Por qué una casa con espacios abiertos?

Desde hace unos años la casa con espacios abiertos es una tendencia cada vez más extendida. El motivo no es solo una cuestión de moda, se diseñan casas abiertas porque aumentan la sensación de amplitud, porque aportan más luminosidad a la vivienda, son más funcionales y ayudan a crear espacios para compartir momentos entrañables. 

casa espacios abiertos

Cómo conseguir una casa con espacios abiertos

Los motivos están claros, ahora la cuestión es cómo lograr esa casa de espacios abiertos. La realidad es que la mayoría de las viviendas está diseñada con habitaciones independientes, con espacios compartimentados que tienen a empequeñecer el piso. 

La manera más evidente de crear espacios abiertos es eliminar muros. Lo habitual es unir cocina salón y comedor, habilitando un espacio grande y práctico. Al integrar la cocina y el comedor ganamos metros, tenemos una visión más amplia y, además, aumentamos la funcionalidad de la estancia. No hay que comer en una mesa pequeña en la cocina, ni recorrer el pasillo con platos y cazuelas y la mesa del comedor probablemente acabe convirtiéndose en una mesa para hacer los deberes o para trabajar mientras vigilas los fogones. 

Si te dan miedo los olores, no te preocupes, una campana extractora potente y de poco ruido es la forma perfecta de tenerlos a raya. 

Otros espacios que puedes unir son el hall de entrada y el salón. Creas así una estancia principal que da armonía a la vivienda  a la vez que aprovechas más los metros cuadrados.  

Pero la sensación de amplitud también se puede potenciar de otras maneras. Una de ellas es con el color. Pintar las paredes de colores claros, blancos y gris perla, son aliados perfectos para potenciar las dimensiones y la luminosidad.  

Y, por supuesto, la decoración. Muebles de líneas puras, sencillas y sin muchos ornamentos contribuyen a dar sensación de espacio diáfano a la vez que dan unidad estética a la vivienda. Piensa en muebles como estanterías de techo a suelo abiertas que te permiten delimitar visualmente espacios sin que sean una barrera arquitectónica. 

Por último, las puertas correderas son otra forma de crear una casa con espacios abiertos. Unas puertas correderas grandes pueden convertir una estancia en un espacio flexible que se adapte a las necesidades de cada momento. 

Casa abierta, pero confortable

Uno de los inconvenientes que suelen tenerse respecto a las casas con espacios abiertos es la confortabilidad. Al ser espacios amplios pueden ser energéticamente caros porque se precisa mucha calefacción y mucho aire acondicionado.

La solución es un aislamiento térmico y un control de las infiltraciones para habilitar espacios con baja demanda de energía y una correcta ventilación que aumenta el confort y la salubridad de la casa.