¿Por qué una vivienda Passivhaus?

Si estás pensando en construir una vivienda o vas a realizar una reforma completa de tu casa, seguro que has oído hablar de la vivienda Passivhaus. Un concepto que lleva muchos años con nosotros y que apuesta por la sostenibilidad y el ahorro energético. Pero te preguntarás ¿y por qué debería hacerme una vivienda Passivhaus?

Qué es una vivienda Passivhaus

Para comprender los motivos por los que te conviene optar por este tipo de vivienda lo primero es entender qué es una vivienda Passivhaus. El término viene del alemán y significa “casa pasiva” y hace referencia a un modelo de construcción que se ha desarrollado desde el inicio de las civilizaciones. Es decir, una casa adaptada a las condiciones climáticas y geográficas de modo que aprovecha su entorno para ser más eficiente y confortable

Vivienda passivhaus

No obstante, el concepto actual de vivienda Passivhaus es más reciente. En concreto, surgió con más fuerza a finales de la década de los 80 con los profesores Wolfgang Feist, del Instituto Alemán de Edificación y Medio Ambiente, y Bo Adamson, de la Universidad sueca de Lund. Su idea era realizar construcciones con gran aislamiento térmico y un riguroso control de las infiltraciones. Así conseguían una máxima calidad del aire interior y un consumo energético muy bajo.

Vivienda Passivhaus, sus principales beneficios

Hasta aquí todo perfecto, pero ¿cuáles son los beneficios directos que se obtienen con una vivienda passivhaus? Podríamos resumirlos en eficiencia energética, salubridad, confortabilidad y sostenibilidad. 

Al construir una vivienda nueva bajo el concepto Passivhaus se obtiene un ahorro energético de entre un 70 y un 90% respecto a una vivienda convencional. Estas casas están diseñadas y construidas para tener una demanda de calefacción y refrigeración muy baja. Se cuida al detalle el aislamiento térmico y el control de las infiltraciones. De modo que en el interior se disfruta todo el año de una temperatura equilibrada. 

Cada rincón de la casa está proyectado para disfrutar de una ventilación constante que garantice la ausencia de contaminación y olores y que proporcione un aire saludable. Todo esto se traduce en un hogar sostenible que aprovecha su entorno y que permite crear espacios más confortables para proporcionarte mayor calidad de vida.